Vive laAventura

Por qué no debemos matar a las serpientes

Por qué no debemos matar a las serpientes - Serpiente de Cascabel

Las serpientes son unos de los animales menos comprendidos por el hombre e instintivamente nos provoca terror el simple hecho de pensar que podemos encontrarnos con una mientras estamos en la naturaleza. Pero sabes ¿Por qué no debemos matar a las serpientes?

 

Hay más probabilidad de ser mordidos por un perro, que por una serpiente.

 

No seas de los que ve una serpiente y lo primero que hace es buscar la forma de matarla. De hecho esto es lo más peligroso, ya que si la molestas, instintivamente va a defenderse y la hará muy agresiva. Lo único que provocas es que luche por su vida. Y la forma de hacerlo es mordiendo. Recuerda que hay serpientes venenosas y no venenosas.



¿Por qué no debemos matar a las serpientes?

Así nos benefician

Las serpientes son saludables dentro del ecosistema, ya que lo benefician, ¿Cómo? te preguntarás. Recuerda que ellas juegan el papel de depredadores y como tales se alimentan de diferentes especies. Al alimentarse se encargan de controlar la población de roedores, como las ratas y ratones, y así evitan que se conviertan en plaga. Así es, las serpientes dan el servicio de control de plagas… ¡gratis!

Si ellas controlan la población de plagas, ¿Quién las controla? Ellas dentro de la cadena alimenticia son un eslabón más y también tienen depredadores que se alimentan de ellas, como por ejemplo, coyotes, aves de presa, zorras, gato montés, corre caminos, entre otros.

Por qué no debemos matar a las serpientes - Serpiente cazando ratón

¿Qué hacer si nos encontramos con una serpiente?

En caso de encontrarte con una serpiente es muy probable que te de miedo y pánico. ¡No la mates! Recuerda que ella tienen tanto miedo de ti, como tú de ella (para ella eres un gigante). Lo primero que debes hacer es tranquilizarte, porque la serpiente no va por el monte buscando a quien morder. Puede ser que esté reposando, o desplazándose de un lugar a otro. En otras palabras está en su rollo. Así que déjala pasar o busca otra ruta para seguir tu camino.

 

La mayoría de las mordeduras ocurren cuando las personas tratan de hacer contacto, por ejemplo: al querer matarlas.

 

La mejor manera de minimizar el encuentro con alguna serpiente es estar consciente de tus alrededores, evitar fuentes de comida, agua, áreas que sirvan de refugio, como troncos secos, piedras, vegetación alta. Así como meter tus manos en lugares donde no puedas ver, cómo hoyos.



Recuerda que todos jugamos un rol en la naturaleza, en el caso de las serpientes, ellas controlan las plagas.

Comentarios

Deja un comentario

¡Bienvenido!

Comparte la aventura

ó

Al continuar aceptas los Términos y Condiciones así como la Aviso de privacidad de SOY OUTDOOR.