Vive laAventura

Lo que debes saber de las serpientes venenosas de México

Lo que debes saber de las serpientes venenosas de México - Víbora de Cascabel. Crotalos, Colmillos

En el mundo existen más de 3,400 especies de serpientes. Y en México tenemos más de 400 especies, de las cuales alrededor de 68 son consideradas venenosas. Nosotros como amantes de la naturaleza estamos en constante contacto con distintos hábitats y por ende corremos el riesgo de que alguna serpiente se cruce en nuestro camino. Aquí encontrarás todo lo que debes saber de las serpientes venenosas de México.



Lo que debes saber de las serpientes venenosas de México

Lo primero que necesitas saber es que existen serpientes venenosas y no venenosas. Y todas juegan un papel fundamental para mantener el equilibrio del ecosistema, ya que controlan la población de pequeños mamíferos, como ratones, aves, peces, reptiles, incluidas otras serpientes y hasta insectos.

Serpientes venenosas de México - Estadísticos

Las serpientes venenosas de México

Lo que debes saber de las serpientes venenosas de México es que existen 2 familias de serpientes que son venenosas y peligrosas para el hombre: elápidos (serpiente marina, coralillos), vipéridos (víboras de cascabel, nauyacas, cantil). Cabe señalar que el nivel de peligro depende de qué tan tóxico es su veneno, la cantidad de veneno que puede inyectar la serpiente y qué tan probable es sufrir una mordedura.

Dentro de las culebras hay especies que poseen un par de dientes en la porción posterior de la boca con un canalete que facilita la inoculación de veneno útil para la obtención de presas pero con efecto no letal para el ser humano. Este grupo es considerado semivenenoso y en general no son consideradas en éste documento.

 

Poco más del 11% de las especies de serpientes del mundo se encuentran en México.

 

Serpiente Marina Pelamis platura1. Serpiente marina. (Pelamis Platura) Hablando de calidad de veneno, ésta es la serpiente más venenosa de México y de las menos conocida por el público en general. Habita en los litorales del Pacífico y aunque son relativamente abundantes y tienen el veneno más tóxico de las serpientes venenosas de México, una mezcla de neurotóxico, miotóxico y hemolítica, no se considera peligrosa ya que no son agresivas, son tímidas y el riesgo de mordedura es muy pequeño.

Serpientes venenosas de México - Coralillo, Serpiente de Coral, Micrurus2. Coralillo o serpiente de coral. (Micrurus y Micruroides, 12 especies en México) . Usualmente tienen colores brillantes (rojo, amarillo y negro) pero hay algunas especies con diferentes colores. Su veneno neurotóxico es sumamente poderoso. Ataca el sistema nervioso central de la víctima causando parálisis, paro respiratorio y con alta letalidad en ausencia de antídoto. Los incidentes con estas serpientes son escasos ya que son nocturnas, muy tímidas y de boca muy pequeña lo cual al combinarse con colmillos “fijos” (no se mueven como en el caso de las víboras de cascabel) hace muy difícil que haya ofidismo si no se manipulan. Se encuentra en casi todo México, en zonas desérticas, subtropicales y tropicales, principalmente.

Serpientes venenosas de México - Víbora de Cascabel. Crotalos3. Víbora de cascabel. (Crotalus y Sistrurus) Esta no necesita presentación, es de las serpientes venenosas de México más conocidas. ¿No sabes cuál es? Aparece en el escudo de la bandera. Y no es casualidad, ya que México cuenta con la mayor diversidad de esta especie. La puedes encontrar en cada uno de los 32 estados de la república. Se han identificado al menos 42 especies diferentes en el país (incluyendo subespecies en algunas de ellas). Su característica más notoria es el cascabel que tienen en la cola, que son acumulaciones al ir mudando de piel (salvo la cascabel de la Isla Catalina, que no acumula un cascabel). Dependiendo de la especie, su veneno puede ser primariamente citotóxico, hemotóxico, neurotóxico o una combinación.

Nauyaca, Botrophs Asper4. Nauyacas. (Géneros Atropoides, Mixcoatlus, Bothirechis, Ophryacus, Cerrophidion, Porthidium y Botrophs) También se les conoce como palanca, terciopelo, navaca, cabeza de puerco, cuatro narices, oropel. Su temperamento impredecible, agresivo y nervioso las hace muy peligrosas. Su veneno es principalmente hemotóxico, es decir, produce hemorragias, necrosis, colapso del sistema cardiovascular, falla aguda en los riñones y riesgo de muerte si no se recibe atención. Son de climas húmedos y calientes y se puede encontrar desde Sur de Tamaulipas y San Luís Potosí, hasta Chiapas y se extiende hasta Centro América.

Serpientes venenosas de México - Cantil, Agkistrodon5. Cantil. (Agkistrodon) Su veneno es primariamente hemotóxico y se encuentran principalmente en las franjas costeras, desde Sonora en el Pacífico y Tamaulipas en el Golfo de México, hasta la península de Yucatán. Son muy agresivas cuando se sienten acorraladas. Si su mordedura no se trata, puede ser mortal.



Las serpientes nos benefician, ¡No mates a las serpientes!

Tipos de veneno

El veneno de las serpientes son mezclas complejas de toxinas, enzimas y sustancias no tóxicas y, de acuerdo con su efecto primario, se puede clasificar en tres tipos: citotoxinas, neurotoxinas y hemotoxinas.

1. Citotoxinas. Este tipo de veneno destruye las células del cuerpo y provocan la muerte de las células de un tejido u órgano, lo que se conoce como necrosis. Estas toxinas ayudan a digerir parcialmente a la presa incluso antes de comerla. Las citotoxinas generalmente son específicas para el tipo de célula que impactan, por ejemplo, hay citotoxinas que dañan las células del corazón, músculo, riñón entre otros.

2. Neurotoxinas. Estas toxinas atacan al sistema nervioso, interrumpiendo las señales químicas que se envían entre las neuronas.  Causan parálisis muscular que también puede provocar dificultad respiratoria y la muerte. Las serpientes de la familia Elapidae típicamente producen veneno neurotóxico. Estas serpientes tienen colmillos pequeños y erectos e incluyen cobras, mambas, serpientes marinas y serpientes de coral.

3. Hemotoxinas. Son venenos que tienen efectos primarios en la sangre, destruyendo sus células y alterando los procesos normales de coagulación. En otras palabras, inhiben la coagulación y funcionan como anticoagulantes provocando hemorragias internas al impedir que la sangre coagule o efectos coagulantes que causan que las células sanguíneas se agrupen, formando coágulos que bloquean la circulación sanguínea y pueden provocar insuficiencia cardíaca. Las serpientes de la familia Viperidae, como la de cascabel, producen hemotoxinas.

Ejemplar de serpiente de cascabel (crotalus atrox) en posición de ataque. Cortesía de MVZ Ernesto Granados.
Diferencia entre una serpiente venenosa y una no venenosa

Hay características comunes que pueden ayudar a identificar algunos grupos de serpientes venenosas:

1. Si es marina, es venenosa.

2. Si la serpiente tiene una sonaja, es venenosa. Sólo las serpientes de cascabel tienen sonajas.

3. Cascabeles, nauyacas y cantiles tienen cabeza triangular. La forma tiene que ver con la ubicación de los sacos de veneno, si es triangular ¡cuidado!.

4. Pueden tener orificios laterales en la cabeza para la detección de calor. Este atributo físico está presente en las víboras de cascabel y sus parientes cercanos (nauyacas y cantiles).

5. Los coralillos en el norte de México tienen anillos completos de colores RANA (rojo-amarillo-negro-amarillo) pero algunas falsas coralillos tienen colores similares y en términos prácticos tomar a las serpientes para revisar el vientre es muy mala idea. Del centro de México hacia el sur encontramos diversos colores en éste grupo por lo cual la forma mas sencilla de evitar un accidente es evitar manipular las serpientes, especialmente si se desconoce su especie.



Síntomas y manifestaciones clínicas

Los signos y síntomas varían de acuerdo con las características del veneno, la cantidad de veneno inyectado y en el tejido en que haya sido inyectado.

 Los signos y síntomas locales se caracterizan por:  Las manifestaciones sistémicas frecuentes son:
  • Orificios de los colmillos
  • Dolor agudo inmediato en la zona afectada
  • Edema
  • Incapacidad funcional
  • Equimosis
  • Sangrado
  • Flictenas
  • Bulas
  • Necrosis local
  • Parestesias regionales
  • Nauseas
  • Vómito
  • Taquicardia
  • Dolor abdominal y torácico
  • Somnolencia
  • Pérdida de la conciencia
  • Hematuria
  • Hipotensión
  • Estado de choque

 

El 20% de las mordeduras son frías o secas, es decir, no inyectan veneno. Una serpiente puede morder varias veces en forma consecutiva inyectando el suficiente veneno para causar problemas de salud.

 

Primeros Auxilios

Recuerda que siempre que salgas a practicar alguna actividad al aire libre, como senderismo, acampar, cacería o pesca, debes llevar contigo un botiquín de primeros auxilios.

¿Qué hacer?
  • Antes que nada, hay que mantener la calma y actuar en forma racional y planeada.
  • Inmoviliza a la persona y extremidad afectada.
  • Inmediatamente después de la mordida y hasta aproximadamente 5 minutos, si cuentas con un extractor de veneno, úsalo. Su efectividad es materia de disputa con datos que van desde extracción del 50% de veneno hasta donde su beneficio es nulo pero en cualquier caso no es una práctica perjudicial. El uso de extractor no te exenta del tratamiento médico.
  • Pide ayuda médica, o transporta a la persona a un hospital.
  • Asegúrate de conocer la siguiente información para compartirla con los especialistas: hora de la mordida, edad y sexo de la persona, ubicación geográfica donde ocurrió la mordida, tamaño y tipo de serpiente.
  • Tranquilizar a la persona ya que mientras más estresada el veneno se esparce más rápido por su organismo.
  • Remueve relojes, pulseras, cadenas, cinturones, ropa ajustada, zapatos, especialmente en el área de la mordida, ya que pueden evitar la circulación de la sangre.
  • Mantén a la persona bien hidratada.
  • El mejor tratamiento consiste en la aplicación del anti-veneno específico para cada especie (monovalente) o polivalente, en caso de no contar con el específico necesario o desconocer la especie en particular que causó el accidente.
¿Qué NO debe hacerse?
  • No cortes o hagas incisiones, ya que puedes causar una hemorragia.
  • No cauterices la herida.
  • Evita succionar el veneno con tu boca ya que se corre el riesgo de provocar una infección.
  • No hagas torniquetes, esto puede ocasionar problemas relacionados con la falta de circulación en el miembro afectado y, en algunos vasos, hacer necesaria la amputación por gangrena.
  • Evita la automedicación, especialmente analgésicos como aspirina (ácido acetilsalicílico) que tienen efecto en la coagulación.
  • No administres alcohol, drogas o alimentos.
  • No trates de capturar a la serpiente, podría morderte.
  • Si puedes fotografía a la serpiente, y si se queda en el área, no la pierdas de vista.
  • No trates de manipular a la serpiente, incluso aunque parezca estar muerta. Puede morder incluso después de decapitarla.
  • No pongas hielo sobre la herida.
  • Evita agitar o actividad física después del accidente.

 

El veneno de las serpientes son proteínas así que solo puedes envenenarte en caso de una herida abierta. Si no hay herida, el veneno es digerido.

 



Recomendaciones
  • La primera regla: fíjate muy bien dónde vas a poner los pies, las manos y dónde vas a sentarte. La mayor parte de los accidentes ocurren por no poner atención suficiente al entorno.
  • Nunca molestes a las serpientes. Una parte importante de los accidentes ocurren al manipularlas.
  • No acercarse a las serpientes. Si no es posible alejarse a tiempo, abstenerse de hacer movimientos bruscos.
  • Las serpientes son de sangre fría, por lo que necesitan del sol para calentarse. Ten cuidado por las mañanas que sale el sol, después de la lluvia o al atardecer, ya que salen a tomar el sol.
  • No salir al campo sin zapatos. Para caminar en la hierba alta o en la maleza lo mejor es llevar pantalón de lona (grueso), botas altas de piel o goma gruesa por debajo de los pantalones.
  • No tocar nunca a una serpiente, ni siquiera aunque parezca muerta. Algunas se quedan quietas para que no las ataquen. Las serpientes pueden morder incluso minutos después de ser decapitadas.
  • Cuando salgas al monte, infórmate sobre las serpientes venenosas locales. Aprende a distinguirlas y reconocer las áreas donde habitan. La mayoría viven a nivel del suelo en cuevas, bajo rocas, troncos o arbustos.
  • Sé cuidadoso por la noche, ya que la mayoría de las serpientes son nocturnas y más activas. Indicar a los niños que no anden descalzos, que preferentemente lleven botas y que lleven una linterna cuando salgan de noche (siempre es preferible que no salgan).
  • No levantar piedras o troncos con las manos desprotegidas, ni meter la mano o el pie dentro agujeros, en huecos de los árboles, nidos o cuevas. Antes de pasar sobre un tronco examinar bien el otro lado por si hay serpientes y, si es posible, tantear con un palo.
  • En zonas habitadas o áreas de trabajo, mantén el pasto corto, libre de malezas y residuos que puedan atraer roedores ya que forman parte de su dieta.
  • No dormir en el suelo. Ya que las serpientes podrían acercarse guiadas por el calor corporal.
  • Evitar caminar por áreas desconocidas, como bosques, selvas, zonas inundadas, etc.), y si lo haces, es recomendable hacerlo acompañado por perros lugareños.
  • En el caso de Coralillos, tener cuidado al trabajar en el suelo, realizar pozos o cavar zanjas, sobre todo al levantar trozos de tierra. Tener especial cuidado con los niños los que son atraídos por sus colores vivos y su falta de agresividad.

Recuerda que las serpientes venenosas de México forman parte de la riqueza del país. ¡Cuida y respeta su fauna!

Agradecimiento especial al Biól. Iván Parra y al Biól. Enrique Guadarrama.

Fuentes:

Comentarios

Deja un comentario

¡Bienvenido!

Comparte la aventura

ó

Al continuar aceptas los Términos y Condiciones así como la Aviso de privacidad de SOY OUTDOOR.