Vive laAventura

La importancia de mantener la forma de disparo cuando cazas

Mantener la forma de disparo cuando cazas - Cazador con rifle apuntando a su presa

Cuando estás en el campo de tiro disparamos en un ambiente controlado y por lo regular a blancos que no se mueven. En cambio cuando está de cacería la emoción y la presión de disparar es diferente cuando tienes a tu presa enfrente y es normal que muchos cazadores cambiemos nuestra forma de apuntar en el momento de la verdad; lo que puede dar como resultado que fallemos el tiro. Esto pasa con todos los cazadores, pero es más notorio con los arqueros. Por esto la importancia de mantener la forma de disparo cuando cazas.



La importancia de mantener la forma de disparo cuando cazas

El problema de apresurarse

Todos hemos experimentamos el famoso buck fever cuando vemos a nuestra presa, si a esto le sumamos la incertidumbre de que ese trofeo tan esperado se aleje o se espante antes de que podamos disparar, empeora nuestra situación. Aunque este último escenario es una posibilidad, no significa que vaya a suceder, pero la combinación de la duda, nervios  y emoción, se encargan de jugar con nosotros. Lo que es cierto es que como cazadores estamos consientes que solo tenemos una oportunidad, y queremos aprovecharla.

Mantener la forma de disparo cuando cazas - Venado huyendoElimina la tentación de apresurar el disparo, ya que esto nos lleva a tomar malas decisiones de situaciones que en realidad son simples. Lo importante es no sucumbir a la duda, temores y descontrol mental y emocional de la situación, para evitar reaccionar y tener hacer un disparo controlado. También querrás evitar estos errores.

La estrategia correcta
Juego mental

En el momento en que hagas conciencia entrenaste, te preparaste y estás ahí para cazar tu presa, las probabilidades cambian a tu favor y no vas a apresurar el disparo. El hecho que tenemos gestión sobre nuestro cuerpo y decisiones es clave para el éxito, sin embargo parte de este juego mental es estar consciente de los factores externos; como la presa por ejemplo.

Lo que trato de decir con esto es que siempre existe la posibilidad de que suceda algo que esté fuera de nuestro control y fallemos o perdamos esa oportunidad. Necesitas estar preparado para aceptar las derrotas.



Apunta correctamente

Antes de hacer el disparo necesitas decidir dónde vas a apuntar…  Si pensaste los vitales, ¡estás equivocado! ¿Por qué? Muy simple, tu bala o flecha necesita atravesar los vitales de tu presa, pero para que tu proyectil golpee los vitales, necesitas definir el punto de entrada y el punto de salida; de tal manera que entre estos dos puntos se encuentren los vitales.

Mantener la forma de disparo cuando cazas - Cazador apuntando con su rifle, recargado en un árbolTodo depende de la posición y postura de tu presa, si pensamos en el disparo ideal, donde la presa está completamente de lado y tienes un tiro limpio, ¿Dónde apuntarías si tienes que disparar hacia abajo, al nivel del suelo o hacia arriba? ¿Entiendes lo que trato de decirte?

Para identificar el punto de entrada y de salida, imagina que el cuerpo de tu presa es transparente y que los vitales son una pelota. Ahora, con traza una línea imaginaria de tal manera que pase por el centro de la pelota. Si sigues toda la trayectoria de esta línea, ¿En qué parte del cuerpo (transparente) toca al momento de entrar y al momento de salir? ¡Ahora ya sabes donde apuntar! Te recomiendo estos consejos para acechar a tu presa.

Si eres arquero, ten en cuenta que las flechas son muy susceptibles a cualquier obstáculo en el trayecto, y que habrá ocasiones en que en la trayectoria que traces habrá huesos que podrían llevar a tener un animal mal herido.



Aproximación al punto de disparo

En realidad no importa como apuntes, siempre y cuando seas consistente. Cuando todos tus disparos son consistentes, son perfectos y esto automáticamente elimina la urgencia de jalar el gatillo o soltar la flecha anticipadamente.

Mantener la forma de disparo cuando cazas - Arquero preparándose para cazar venadoHazlo con suavidad para que de esta manera puedas dar un buen seguimiento al disparo. Por el contrario, si tú eres de los que ve el animal y dispara, puedes tratar aproximarte al punto de disparo desde abajo. De esta manera cuando dispares vas a estar sobre o cerca de los vitales. Aunque este disparo no es recomendable, podrás matar de manera limpia cuando apuntes.

Apégate a tu rutina de disparo

No reinventes tu disparo solo porque tu presa esta cerca. Mantener la forma de disparo cuando cazas es la clave. Apunta y dispara de la misma manera en que lo haces cuando estás practicando. Si tu rutina toma entre 5 o 6 segundos antes de disparar, ¡No la cambies! Los cambios y experimentos déjalos para la práctica.



Cuando la sincronía lo es todo

Golpear el gatillo no es una opción, sin embargo, como en todo, siempre hay excepciones. No para que golpees el gatillo, sino para hacer las cosas más rápido. Por ejemplo, la presa está caminando y pasa cerca de ti, es una oportunidad que no puedes perder, así que decides disparar. El momento en que hagas el disparo es crítico, y no vas a poder apuntar por 5 o 6 segundos. Cuando tengas que hacer un disparo rápido, hazlo de la misma manera en que normalmente lo harías, selecciona un punto pequeño, pero jala el gatillo en un solo y suave movimiento.

La práctica en el campo de tiro, nunca va a sustituir un caso real. Sin embargo repetir una y otra vez nuestra forma de disparar, nos da seguridad y certeza cuando se presente el momento de la verdad.

¿Tienes alguna experiencia?

¡Comparte la aventura! y síguenos en Facebook.

Comentarios

Deja un comentario

¡Bienvenido!

Comparte la aventura

ó

Al continuar aceptas los Términos y Condiciones así como la Aviso de privacidad de SOY OUTDOOR.