Vive laAventura

Hechos sobre la enfermedad de los venados zombie

Venados Zombie - Venado infectado con CWD mostrando síntomas de desnutrición

En las últimas semanas hemos estado leyendo notas amarillistas y con mala información acerca de la enfermedad por priones, caquexia crónica o Chronic Waste Disease, en Inglés, mal llamada “enfermedad de los venados zombie”. Les comparto este artículo escrito por Faisanes Hunting Trips, donde explica de manera objetiva la enfermedad.



Hechos sobre la CWD o enfermedad de los venados zombie

Esta enfermedad pertenece a un grupo de encefalopatías espongiforme que afecta principalmente a sistema nervioso central. Dentro de las cuales se encuentra La llamada “enfermedad de las vacas locas” y le enfermedad de Creuzfeld-Jackobs en humanos. El CWD afecta principalmente a cérvidos (venados, alces canadienses y wapitis o alces americanos); afectando en etapas tardías el sistema nervioso central, desencadenado que el comportamiento del animal sea errático, de ahí el mal llamado nombre de zombie. Y que al final desencadena la muerte del animal.

Venados Zombie - Mapa de casos en Estados UnidosNo es una enfermedad reciente; pero en últimas fechas se han documentado más casos principalmente en la zona central de Estados Unidos. Tiene un periodo de incubación de 18-24 meses y comienza a presentarse como una perdida ponderal progresiva del animal. En etapas más avanzadas el comportamiento del animal es irracional, pierde la alerta y en ocasiones se produce salivación o micciones excesivas.

Se transmite por contacto directo de fluidos infectados, y aunque lleva mucho tiempo detectada; no se han reportado casos de humanos afectados ni hay evidencia clínica que sustente tal posibilidad, tampoco se ha visto que afecte al ganado y a otros animales domésticos.

La CDC (Center of Disease Control) recomienda lo siguiente:

  • No cazar o consumir carne de animales con comportamiento errático o encontrados muertos, principalmente en zonas de mayor afectación.
  • Analizar la carne a centros especializados de manejo de carnes.
  • Utilizar guantes al descopinar y descarnar animales.
  • No usar instrumentos de cocina de uso común para tales acciones.
  • Mantener el menor contacto con órganos del animal.
  • En caso de sospecha confirmada por síntomas o por análisis de carne se recomienda no consumir la misma.



En México, no hay información al respecto de fácil acceso ni tampoco encontramos casos documentados. Esperamos que esta información sea de utilidad y nos vemos la próxima cacería!!!

Recuerda que tu seguridad es primero.

Información recabada del CDC (Center of Disease Control) y del servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).
Imágenes tomadas de la red. Derechos propiedad de los autores

Comentarios

Deja un comentario

¡Bienvenido!

Comparte la aventura

ó

Al continuar aceptas los Términos y Condiciones así como la Aviso de privacidad de SOY OUTDOOR.