Vive laAventura

El juego mental en la cacería

Juego mental en la cacería Cazador buscando

Metafóricamente hablando, podemos pensar que la cacería es un juego de ajedrez. Es un juego de planeación, paciencia y fortaleza mental. Una batalla mental. Los seres humanos han estado jugando este juego durante años y, sin embargo, todavía no lo hemos dominado. Difícil de creer, ¿verdad? A pesar de que hemos avanzado a pasos agigantados desde que nuestros antepasados lo comenzaron. La capacidad de burlar a nuestra presa es una que hemos perseguido y seguimos persiguiendo. Nuestra necesidad de sustento y, hoy en día, la aventura continúa alimentándonos. No tenemos el control total y estamos limitados por lo que la madre naturaleza nos da. Desafortunadamente, lo que nos da es a veces el catalizador para que nos rindamos y nos vayamos a casa. El juego mental de la cacería es un juego que a menudo no se gana fácilmente

El juego mental en la cacería



Planeación

Soy un gran fan de dejarme llevar cuando estoy en el monte, sin embargo, creo que deberías tener algo parecido a un plan para seguir durante el día. Este plan se debe basar en la exploración que hicimos antes de la temporada además de tu experiencia. Cuando algo no funciona, no lo descartes como un fracaso. Usa eso a tu favor para la próxima vez. ¿Qué aprendiste de esa experiencia? ¿Hay una razón por la que no funcionó? ¿Fue el viento? ¿Qué tal tu posición? ¿Tal vez te cambiaste de lugar cuando no debiste? ¿El animal vino de una dirección que no esperabas? ¿Por qué crees que fue así? Estas piezas de inteligencia serán las herramientas que utilizarás para intentar mantenerte dos pasos por delante de tu presa. Recuerda: esto es una partida de ajedrez, así que trátalo como tal. Cuantos más datos puedas recopilar en un área, mayor será la ventaja que tendrás. Estamos entrando en su territorio y ellos lo conocen mejor que tú. Tomarse el tiempo para hacer la tarea va a dar buenos resultados llegado el día.

Juego mental en la cacería Cazador buscando binoculares
Paciencia

Esta fue la primera palabra que pasó por mi mente cuando era un niño. Mi papá siempre me decía tienes que tener paciencia cuando cazas. Gracias a eso, tuve la oportunidad de experimentar algunos encuentros muy buenos cuando era joven y todavía lo hago. La paciencia es algo así como un arte perdido hoy en día. Nuestras vidas están completamente basadas en la conveniencia. Nos enojamos cuando nuestro internet no está funcionando tan rápido como debería. Ejercita tu paciencia en el campo y te prometo que habrá más animales deambulando en tus binoculares. Aún así, hasta el día de hoy, me sentaré en una ladera hasta que haya transcurrido cierto tiempo, ya sea por dos horas o por 12 horas. Trato de no olvidar lo que esas primeras lecciones de paciencia me enseñaron cuando era niño. Las montañas tienen una canción para tocar, pero es a un ritmo mucho más lento del que estamos acostumbrados. Todo lo que necesitas hacer es abrir los oídos y cantar. Es parte del juego mental en la cacería.



Resistencia mental

La fortaleza mental o resistencia mental, es un tema importante en estos días en el mundo de la caza. Anteriormente dije que lo que la madre naturaleza nos da o no nos da, es a veces el catalizador para que nos rindamos y nos vayamos a casa. Esa es una cruda verdad y una de la que he sido víctima en el pasado. Puede ser el clima, la falta de animales o simplemente nostalgia. La verdad es que cuando las cosas se ponen difíciles, nos ablandamos. ¿Por qué deberíamos tener que lidiar con esto, verdad? Incorrecto. Has esperado todo el año por esto. Lo planeaste, practicaste. Negarte a ti mismo la experiencia que has estado esperando es negarte a ti mismo. Cuando estés sentado en medio de una tormenta eléctrica, pensando en tu cama caliente, recuerda algo: quisiste estar aquí. Te aseguro que si vas a casa, te arrepentirás. Así es el juego mental en la cacería.

Juego mental en la cacería Cazador cruzando rio guajoloteConstruyendo la resistencia mental

La única forma de desarrollar la fortaleza mental es ponerte en situaciones en las que realmente no quieras estar. A partir de ahí, debes superarlas. Un ejemplo podría ser el ejemplo de la tormenta eléctrica. No te rindas y vayas a casa, aguanta, vas a querer estar ahí cuando pase la tormenta, porque es cuando ese gran oso va a aparecer. Sacrificio contra recompensa. Sentirse incómodo de vez en cuando es algo bueno. Construye el carácter. Otro ejemplo podría ser cuando no quieres ir al gimnasio. Con más razón necesitas ir. Sólo porque estás cansado y adolorido no significa nada. Mantente firme y se disciplinado. Ese rasgo te ayudará cuando tu cacería se ponga difícil. Ir a casa es fácil.



La mente es una herramienta poderosa. Es por eso que estás sentado aquí y puedes leer este artículo. Si nuestros ancestros no hubieran descubierto cómo cazar, quién sabe si alguno de nosotros estaría aquí. A través de la lucha y la resolución de problemas, aprendieron cómo ser cazadores exitosos. Ellos no tenían el equipo o gadgets con lo que contamos hoy. Todo lo que tenían eran armas improvisadas y su conocimiento. Frases como “tenacidad mental” probablemente no existían. Las cosas fueron hechas y tratadas porque tenían que ser así. Así era la vida y, en última instancia, lo que nos dio forma en la especie que somos hoy. No había muchas opciones en la mesa excepto una. Sobrevivir. Y sobrevivieron lo hicieron. ¿Cómo? Determinación e intelecto: la base del juego mental de la cacería.

Creo que la cacería nos pone a prueba, ¿Qué opinas?

¡Comparte la aventura!

Comentarios

Deja un comentario

¡Bienvenido!

Comparte la aventura

ó

Al continuar aceptas los Términos y Condiciones así como la Aviso de privacidad de SOY OUTDOOR.