Vive laAventura

Cómo empacar tu mochila de senderismo

Empacar tu mochila de senderismo Ropa y equipo a guardar

La primera vez que empaqué mi mochila, me llevó más de una hora poner todo adentro. El resultado fue un bulto que sobresalía mi cabeza. No era bonito, pero todo estaba dentro. ¿Alguna vez te has preguntado cómo empacar tu mochila de senderismo como un profesional? Claro, todos pueden meter su equipo en una mochila, pero aprender a empacar tu mochila de senderismo tiene grandes recompensas.

Por un lado, vas a estar mucho más organizado; ya que haz hecho un esfuerzo para colocar cada elemento en su lugar, te será fácil encontrar lo que necesitas cuando lo necesite. Por otro lado, tu mochila será mucho más cómoda de transportar porque la carga estará distribuida.

Cuando termines de leer este artículo sabrás cómo empacar tu mochila de senderismo como un profesional.



¿Qué tipo de mochila necesito?

Antes de entrar en los detalles de cómo empacar tu mochila de senderimo, debes preguntarte: ¿Qué (tamaño de) mochila necesito? Esta simple, pero importante pregunta solo puede responderse imaginando lo que deseas obtener de tu viaje. ¿Será un paseo por la mañana, una caminata de un día o una aventura de varios días?

Cuando se trata de caminatas, cuanto más tiempo planees estar en el sendero, más grande será la mochila. Las mochilas se dimensionan por la cantidad que pueden contener (volumen), y se mide en litros.

Como guía general, viajes de fin de semana (1-3 noches = 35-50 litros), varios días (3-5 noches = 50-80 litros), viajes largos (6 noches + = 70 litros +). Si estás planeando un viaje en invierno, considera que puedes necesitar más espacio para capas adicionales y un saco de dormir abrigado. Recuerda medir tu torso antes de comprar tu mochila.

Empacar tu mochila de senderismo Aventurero con mochila

Poner todo afuera

Lo primero que tienes que hacer es poner todo lo que quieras llevar frente a ti. Esto te da una buena idea de lo que planeas llevar. Luego, puedes visualizar dónde colocarás tu equipo y podrás armar una estrategia de embalaje.

Otro consejo útil es echar un vistazo más de cerca a la ropa que planeas empacar. Un error común de novato en las caminatas es empacar de más. Confía en nosotros, no necesitarás tanta ropa como estás pensando. Las capas base y el equipo para lluvia son necesidades, casi todo lo demás no lo es.

Además, al distribuir todas tus cosas te permite agrupar los equipos en categorías como acampar, cocinar, ropa. Una vez que hayas hecho esto, puedes organizarlos por peso.



Cómo empacar tu mochila de senderismo – La secuencia

1. Empaca la parte inferior

Entonces, ¿qué debemos empacar primero? Empecemos desde abajo y avancemos hacia arriba.

Ya que las cosas al fondo de tu mochila son las más difíciles de conseguir, comenzaremos con lo que no necesitaremos durante el día. Esto suele ser equipo de acampar.

Lo primero que debes poner en tu mochila y lo último que debes sacar es tu saco de dormir. Lo recomendable es usar una bolsa de compresión (contra agua) para que abulte lo menos posible. Ten cuidado al poner tu mochila en el suelo, ya que si no es a prueba de agua, la humedad se va a filtrar al interior.

Continuemos con el resto de nuestro equipo de acampar, como una colchoneta para dormir y una funda de almohada. Si tienes una colchoneta para dormir voluminosa, puedes ahorrar espacio atándola al exterior de la mochila. En general, todo el equipo de campamento va en la parte inferior de la mochila, excepto tu lámpara o la linterna.

Mientras llenas tu mochila, ten en cuenta la distribución del peso. Pon el equipo ligero en la parte inferior de tu mochila. Las cosas más pesadas deben estar  en el centro de tu mochila lo más cerca posible de tu espalda.

Empacar tu mochila de senderismo Distribución de peso

2. Empaca la parte media de tu mochila

Ahora que tenemos la parte inferior de nuestra mochila cargada, empaquemos el medio. Coloca el equipo pesado justo encima de tu equipo para dormir y acampar. Piensa en estufas, comida, agua extra y ollas y sartenes.

 

Para aprovechar el espacio, saca la comida de sus empaques exteriores y ponla dentro de las ollas y sartenes.

 

¿Te preocupa empacar tu comida junto a tu equipo de cocina? Cuando empaques combustible, asegúrate de colocarlo debajo de la comida en caso de que se derrame. Otra opción es si tu mochila tiene bolsillos laterales, empaca el combustible en ellos.

El truco consiste en averiguar cómo empacar tu mochila de senderismo para que esté bien balanceada, con un centro de gravedad estable. ¿Cómo haces eso? Mantén las cosas pesadas lejos del exterior, de la parte inferior y de la parte superior de tu mochila.

Una vez que hayas empacado las cosas pesadas, puedes llenar cualquier espacio restante con elementos más livianos, como ropa.



3. Empaca la parte superior de tu mochila

Ahora que hemos empaquetado la parte inferior y media de la mochila, pasemos a la sección superior.

Aquí van capas adicionales de ropa y cualquier otra cosa que puedas necesitar para tu excursión. Aquí es donde debes colocar tus pequeñas necesidades, como lentes de sol, un botiquín de primeros auxilios, una chaqueta para la lluvia, una brújula y bocadillos.

A veces, las mochilas vienen con pequeñas bolsas con cremallera en el cinturón de la cadera. Estos, junto con otros bolsillos externos, también son excelentes lugares para guardar pequeños objetos y alimentos de camino.

Empacar tu mochila de senderismo Ropa y equipo a guardar

4. Coloca el equipo en el exterior

Después de llenar tu mochila, es posible que aún te quede algo de equipo. Guarda el equipo en el exterior de tu mochila, como bastones de senderismo, bastones de tienda, crampones y piolets.

Más consejos para empacar

Aprovecha todos los espacios vacíos en tu mochila. Pon calcetines en tus zapatos de repuesto. Pon utensilios, fósforos y otros artículos pequeños en sus ollas.

La clave para empacar tu mochila correctamente es mantener las cosas que probablemente necesites al alcance. El equipo que planeas usar en el campamento puede ir a algún lugar profundo dentro de tu mochila.




Casi todas las mochilas tienen correas de compresión. Tire de ellas lo más fuerte posible para minimizar el volumen de tu mochila y mantener todo en su lugar.

Además de estas dos sugerencias adicionales, con estos consejos ya deberías estar listo para empacar tu mochila de senderismo. Siguiendo este método de embalaje, puedes salir al outdoor con una mochila cómoda y efectivamente empacada en muy poco tiempo.

¡Comparte la aventura!

Comentarios

Deja un comentario

¡Bienvenido!

Comparte la aventura

ó

Al continuar aceptas los Términos y Condiciones así como la Aviso de privacidad de SOY OUTDOOR.