Warning: Error while sending QUERY packet. PID=366181 in /home/czad0re5/soyoutdoor.com/wp-includes/wp-db.php on line 1924
5 pasos para curar el Buck Fever - Soy Outdoor

Vive laAventura

5 pasos para curar el Buck Fever

Pasos para curar el Buck Fever Venado

Has esperado este momento todo el año. El gran macho con el que has estado soñando se acerca cada vez más, la nariz al suelo, persiguiendo a una hembra. Ella está a 20 metros de tu posición. Sabes que el momento de la verdad es inminente, y tu adrenalina aumenta a todo lo que da. Paso a paso, aquí viene. Mira esas aretes… mira esas astas… ¡Mis amigos no van a creerlo cuando vean este venado! 5 pasos para curar el buck fever.

Ahí está, de costado, a distancia para una de tus flechas. Levantas el arco, lo abres por completo y observas cómo la flecha vuela, justo sobre la espalda del venado. El venado sale corriendo y se pierde en el monte. ¿Cómo fallaste un tiro tan fácil?



Horas de práctica, arco afinado y habías explorado el terreno. Espiadero, cámaras trampa con fotos. Mucho dinero en equipo. Todo estaba listo para este momento. Un momento histórico que acabas de arruinar. Sí, ciertamente, el buck fever es una de las peores experiencias de la cacería con arco. Nadie es inmune a él, y no hay curas instantáneas.

Está bien emocionarse. Por eso cazamos y disparamos un arco. Pero debemos tomar el control antes de que la emoción progrese hasta el punto de arruinar las cosas. Para hacer esto, tenemos que tener un plan para ser mentalmente más fuertes.

Si has sufrido este mal, aquí hay 5 pasos para curar el Buck Fever.

5 pasos para curar el Buck Fever

Pasos para curar el Buck Fever practica

1. Me llamo di tu nombre y tengo un problema

El primero de los pasos para curar el buck fever, y sé que has escuchado esto antes, es admitir que tienes un problema. Dile a tus amigos y a ti: “Oye, me emociono mucho con el venado y eso afecta mi tiro”. Si se ríen o te molestan, ¿A quién le importa? No te avergüences del buck fever. El problema ocurre porque te encanta la caza con arco y porque hacer un buen disparo es tan importante para ti que te pone demasiado excitado y nervioso. Eso no es algo malo. Lo malo es preocuparse mucho por algo que afecta nuestra concentración. Y esta es la parte que necesitamos aclarar.

2. Dispara en modo automático

Repasa los pasos básicos de un buen tiro. Esto estructurará tu mente para que dispares de manera más sistemática. Aquí es donde practicar una secuencia de disparo se convierte en algo natural. Por lo regular toma 30 días o más. La secuencia puede ser tan simple como siete pasos, o puede ser tan larga como 16, hazla como te sientas cómodo, pero sin que sea complicada de ejecutar.




Mi secuencia de disparo es la siguiente: 1. Nock en la cuerda 2. Establecer mi postura 3. Enganchar mi soltador 4. Levantar el arco y posicionar la mano del arco 5. Abrir el arco (lentamente y sin levantar mucho el arco); inhala profunda mientras lo abres 6. Anclarme, pin central en el peep 7. Alineo mi vista con el  objetivo; relajo la mano del arco 8. Exhala media respiración; defino mi objetivo 9. Dirijo mi mente a la activación de tiro; expando los músculos de la espalda hasta que el disparo se da por sorpresa. 10. Compruebo tensión posterior; mi mano debe tocar ligeramente mi oreja.

Cuando practico, hago de esta secuencia mi rutina, nunca altero el orden o me salto un paso. Quiero que esta rutina se grave en mi subconsciente. Una vez que lo logras, el disparo sucede en modo automático, incluso si mi cerebro consciente está perdido por la emoción y el nerviosismo del momento.

Pasos para curar el Buck Fever abrir arco3. Háblalo

Mientras que el subconsciente puede manejar múltiples tareas a la vez, el consciente solo puede hacer una cosa bien a la vez. Si este es el caso, ¿En qué debe pensar nuestro consciente al disparar un arco?

Otro de los pasos para curar el buck fever es crear un mantra para que tu cuerpo y mente se envuelvan en el disparo. Repite este mantra mientras sigues tu secuencia de disparo. Un buen ejemplo sería la frase “sigue jalando… sigue jalando… sigue jalando”.

Cuando la mente consciente está totalmente envuelta en la activación del disparo, el buck fever no existe. El mantra es solo una herramienta para que te concentres.

4. Dispara por sorpresa

Ya no debemos controlar cuando soltar la flecha, sino concentrarnos conscientemente en los músculos necesarios para ejecutar el disparo. Esto evitará que la señal visual de ver nuestro pin cerca del pecho del venado provoque un cortocircuito en nuestro cerebro, manteniéndonos más enfocados en la mecánica del disparo y no en la imagen de la vista en sí.




Aquí es donde la tensión de la espalda entra en juego. Se puede disparar totalmente por medio de una acción subconsciente, pero solo haces correctamente y apretando y/o jalando nuestros músculos.

Si eres como la mayoría de los cazadores con arco y usas un soltador para la muñeca, ajústalo de manera que el gatillo biseccione el primer pliegue (o ligeramente arriba) del dedo índice cuando abriste por completo el arco. Esto te permitirá apuntar tu dedo hacia abajo, de modo que funcione como un gancho. En apertura completa, debes poder girar el omóplato derecho hacia el otro y sentir la presión del peso del arco en la espalda sobre el músculo romboide. Este es el movimiento que ejecuta el disparo.

Practica este movimiento a unos pasos del una diana. Si lo haces correctamente, el disparo se dará en unos 4 a 5 segundos. Juega con el ajuste de tensión del gatillo de tu soltador hasta que lo hagas bien.

5. Divide el disparoPasos para curar el Buck Fever flecha

El siguiente paso es el más importante, una vez que integres la secuencia de disparo y la memoria muscular necesaria para disparar por sorpresa. Este paso consiste en separar el disparo en dos partes distintas: apuntar y luego la activación del disparo real. Estos dos pasos deberían ocupar tu mente cada vez que te prepares para disparar.

Una vez que apuntas, piensa en tu mantra hasta que se rompa el disparo. Si sientes mucha presión, si el mantra con más energía para evitar que la mente pierda la concentración. Repite enérgicamente “sigue jalanto…” hasta que dispares por sorpresa.

Una vez que domines está técnica, es importante que salgas y pruebes estos pasos para curar el buck fever bajo estrés . Si no estás mentalmente centrado en la mitad de la secuencia, no continúes. No dispares un mal tiro. Si es así, caerás en tus vieja técnica y reforzarás malos hábitos. Mantente disciplinado y dispara cada flecha con una concentración del 100 por ciento.




Si ignoras el buck fever, es casi seguro que no vas a disfrutar de la cacería. Mi consejo es intentar los pasos descritos en este artículo y evitar el buck fever antes de que se convierta en un problema. Simplemente confía en el entrenamiento, y pronto esta temida aflicción será cosa del pasado.

¿Qué opinas sobre estos pasos para curar el buck fever? ¿Has sufrido buck fever mientras cazabas?

¡Comparte la aventura!

Comentarios

Deja un comentario

¡Bienvenido!

Comparte la aventura

ó

Al continuar aceptas los Términos y Condiciones así como la Aviso de privacidad de SOY OUTDOOR.