Vive laAventura

10 cosas que te harán mentar madres cuando cazas

Mentar madres cuando cazas Selfie

Si eres adicto a la cacería, sabes que el tiempo que pasas en el espiadero puede ser una montaña rusa emocional. Literalmente, puedes pasar de tener la adrenalina y emoción a todo lo que da, a sentirte el más miserable en cuestión de segundos. Y aparentemente las cosas pequeñas son las que hacen hervir nuestra sangre mientras estamos en el monte. No me dejarás mentir con estas 10 cosas que te harán mentar madres cuando cazas.

10 cosas que te harán mentar madres cuando cazas



No atar la cuerda para subir tu arma al espiadero

Habrá días en los que te despiertas con el pie izquierdo y la mala suerte se hace presente. Subes a tu espiadero y después de acomodarte y a tu equipo, te das cuenta que tu arma no está amarrada al otro extremo de la cuerda con la que la subes. O peor aún, la amarraste, pero olvidaste agarrar la punta para jalarla. Este error te hará sentir como un idiota y mentar madres cuando cazas.

Cuando se cae tu soltador del espiadero

Si hay algo peor que no atar la cuerda para subir tu arco, es que se te caiga el soltador del espiadero después de que ya estás todo instalado arriba. No es por mala onda, pero te sucederá tarde o temprano. Cuando te suceda, te volverás loco. Si no tienes un soltador de repuesto de respaldo en tu tu mochila, vas a mentar madres cuando cazas.

Mentar madres cuando cazas Rifle en el suelo
Dejar las flechas en el campamento

Ya me pasó una vez. Terminé de acomodar mis cosas y cuando agarré mi arco y busqué mis flechas, me di cuenta que no estaban. Por fortuna, esa mañana no salió nada bueno, si no, mentar madres, no habría sido suficiente.

Cuando tienes que orinar pero tienes cinco capas de ropa

La palabra clave es: planear. Date un tiempo antes de salir del campamento para dejar salir toda la presión. No te aguantes. Si lo haces enfrentarás una lucha loca que será tan mala como cualquier otra cosa en esta lista.



Confundir la botella de orines con la de tu bebida

Esta confusión suele pasar en situaciones de poca luz o cuando estás distraído con otras cosas. Pero no te preocupes, este error solo lo cometes una vez. Es lo que me han dicho. Asegúrate de separar los líquidos que entran de los que salen. Este es otro error que te hará mentar madres cuando cazas.

Cuando dejas de ver tu teléfono y te das cuenta que una buena presa se aleja

El celular puede ser una de las herramientas más útiles que podemos tener como cazador. Pero también puede hacer que perdamos una oportunidad si estamos en Facebook, chateando por WhatsApp o tomándonos selfies. Imagínate levantar la vista de tu teléfono y darte cuenta que un venado acaba de entrar o peor aun va de salida. También te hace mentar madres cuando cazas.

Mentar madres cuando cazas CelularCuando el venado se aleja y tu estás tratando de sacar el reclamo de tu mochila

Si algo puede afectar a un cazador, es ver que llega un buen venado, pero se empieza a alejar. Si te preparaste bien cuando llegaste al espiadero, vas a tener todo tu equipo a la mano. Pero hay momentos en que no tenemos todas nuestras cosas listas y es cuando hacer algo tan simple como meter la mano y agarrar nuestro reclamo se vuelve algo imposible. ¿Por qué? Porque lo hacemos a ciegas con tal de no quitar la mirada a ese monstruo. Sabes que el reclamo está ahí, pero no lo encuentras. Esto te hace mentar madres cuando cazas.

Cuando empacas 2 guantes izquierdos en tu mochila

¿Cómo es esto posible? Es como cuando tienes un calcetín de lana que desaparece en el lavado. Debe ser obra del diablo. Pero si hace bastante frío, y eres como la mayoría de los cazadores, intentarás usar el otro guante izquierdo en la mano derecha. No estarás cómodo, pero es mejor que nada.



Cuando el café hace efecto y la naturaleza llama

Como dicen por ahí, ¿Sacar la basura o no sacar la basura?, esa es la pregunta. Algunos llevarán una bolsa, otros bajaran del espiadero y otros prefieren el método de la caída libre. La elección es tuya. No importa tu selección, el llamado de la naturaleza, es suficiente para mentar madres cuando cazas. Como consejo extra, asegúrate de llevar papel de baño.

Mentar madres cuando cazas Papel de baño

Cuando fallas al mismo venado… dos veces

Fallar una vez lo puedes superar. Pero fallar al mismo venado ¡dos veces!, te hará sentir la peor persona. Esto le pasa a los mejores cazadores, pero cuando te suceda, mentar madres no será suficiente. Este es un dolor que no se olvida fácilmente.

¿Te ha pasado algo así? Déjanos tu comentario.

Te recomiendo el juego mental de la cacería.

#SoyCazador… #SoyOutdoor

Comentarios

Deja un comentario

¡Bienvenido!

Comparte la aventura

ó

Al continuar aceptas los Términos y Condiciones así como la Aviso de privacidad de SOY OUTDOOR.